Skip to content
August 5, 2009 / ergonomic

The Pirate Network (por favor piratéame)

2007-07-18-drawing-explains-copyright-830x470[vía E.Dans]

Hay demasiados vestigios contemporáneos de cómo están mutando (evolucionando) las estrategias de distribución/licenciamiento/distribución del conocimiento. Tal como lo sugiere un reciente texto de la OCDE, éste es un fenómeno que surge cuando “consumers can be simultaneous suppliers of digital content”. Quisiera sugerir algunas fuentes que articulan las tendencias de transformación de la propiedad intelectual.

Análisis recientes:

1) Libro de Piracy of Digital Content de la OCDE (Stryszowski & Scorpecci, 2009). En tiempos en que la reproducción/distribución de los contenidos disminuye a costos marginales (ej:LongTail), la industria de la musica, cine, libros están obligadas a repensarse. Se evidencia una clara migración de modelos de negocios “formales” (amparados bajo el Copyright y que generan los “digital infringement of copyright”) hacia esquemas más “informales” y no siempre reconocidos bajo la ley (Copyleft, Creative Commons, GNU, etc).

“Economies with strong copyright  protection tend to report lower rates of piracy, but the risk of penalties without effective enforcement does not always seem to succeed as a strong deterrent. Moreover, the flexibility of digital piracy allows pirates to easily shift their activities to markets where legal regimes are weaker” (Stryszowski & Scorpecci).

2) Conferencia. Pirate Philosophy- steal this! dictada por el profesor Gary Hall, quien explora las diferentes aristas del fenómeno. En su conferencia en la Coventry University ofrece uno de los análisis más completos que he visto sobre el tema.

Una de las premisas de Hall es que si suficientes académicos optan por “abrir” el acceso a su producción intelectual (dígase en otras palabras “auto-piratearse”) las editoriales (igual que como le ocurrió a las productoras de música) no podrán tener control ni capacidad de represión alguna, frente a este fenómeno. ¿Hay quien se anime?

Algunas de las estrategias a seguir:

a) Pay-per-PreCrime (Pagar por el crimen que supuestamente cometerás, casi como MinorityReport). Usar los cánones tradicionales de licenciamiento y de sanción a todos aquel que intente burlar el sistema. “Protección a través de impuestos”. Ver artículo “Las Tasas del Conocimiento” (El País). Texto sobre el Canon Digital y los desafortunados intentos de la legislación.

“Desde que en 1456 Gutemberg imprimiese la Biblia hasta llegar a Internet, pasando por la Encyclopédie, el conocimiento se ha ido acumulando y sus fronteras ensanchándose, a medida que se abarataba la impresión se popularizaba la lectura, y fueron apareciendo las campañas de alfabetización hasta llegar a la escolarización obligatoria y la educación como derecho universal […]

Estas iniciativas [Canon digital en España] nos alejan de Europa, rompen la igualdad de oportunidades, impiden el desarrollo de la cultura y la creatividad, obstaculizan el desarrollo de la sociedad del conocimiento, perjudica a los más jóvenes y a quienes tienen menor poder adquisitivo”.

“Protección a través de penalización”. El caso de Pirate Bay que hace unos meses vimos no es otra cosa que un revival de Napster (10 años después), con la gran diferencia que el público de entonces  no es el mismo de ahora. Hay discursos y amenzas que quedaron obsoletas.

b) Economía de la gratuidad. En tiempos en que el dinero escasea nos toca ser testigos de diversas estrategias para atraer a los públicos. Bajo el dogma del “free-ismo” (que ya parece una doctrina más que un modelo de negocio) hay autores como Chris Anderson (2009) que analizan las diferentes aristas de este modelo. Ver su libro Free. The future of a radical price (recomendamos post de Hugo Pardo) [El libro se puede "consumir" gratuitamente online].

Siguiendo el modelo de Radiohead, Manu Chao acaba de lanzar un disco de descarga gratuita (descargar disco). Esto mientras bandas como los irlandeses U2 vieron su disco aparecer en P2P antes de que estuviera en las disqueras .

Tras haber alcanzado las 135 mil descargas de Planeta Web 2,0 no creo necesario que identificar cuál es la estrategia que creo más oportuna. Sin embargo, tampoco pienso que todo tenga que caer en la doctrona del “open access”.

El petróleo del siglo XXI será la propiedad intelectual” [+]

En definitiva es un problema más que complejo, que implica profundas redefiniciones tanto en el ámbito legal como en el comercial, pero diría que ello también demanda buscar nuevas estrategias de mercado, de distribución cultural y por cierto nuevos formatos de distribución .

Creo que es peligroso caer en fanatismos. No todo lo gratis es bueno. Pero eso tampoco puede traducirse en la resistencia a hibridar y diversificar las estrategias que hasta ahora habían existido para producir y distribuir el conocimiento. Como un músico local que anunciaba su nuevo disco de apenas 5 canciones, bajo el no despreciable argumento: “al final, ya nadie escucha el disco completo, las canciones se van a iTunes y se descargan/escuchan por separado”.

Como común denominador creemos que este problema demanda de políticos-regulaciones, universidades-programas, disqueras-artistas y públicos-consumos diferentes. En dos palabras “ciudadanía digital”. Hoy necesitamos nuevas competencias digitales e infomacionales, capaces de tomar lo mejor de las TIC sin que ello implique pisotear los derechos de propiedad de los autores. Más educación y menos persecución.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 8,048 other followers

%d bloggers like this: