Skip to content
January 29, 2010 / ergonomic

Buckingham: Fracaso de las innovaciones tecnológicas en la educación

“Más allá de la tecnología”

Hace algunos años asistí a un seminario que el profesor David Buckingham dictó en mi universidad en Barcelona. Desde entonces lo tuve en mi radar. En la plataforma de “Aprendizaje Invisible” referimos el centro para el que hace investigación: London Knowledge Lab (y usamos algunos de sus apuntes en la super popular presentación de issuu sobre  “invisible learning”).

Hace unas semanas me encontré un texto suyo cuya portada ofrecía un título que encajaba perfectamente con nuestro estudio sobre e-competencia: “Más allá de la tecnología” (el cual  se puede hojear vía Google Books en inglés ). En mi caso, no dudé en comprarlo.

En su texto es irreverente con una serie de “vacas sagradas” de la academia (algunas las hemos analizado aquí) como Pensky, Tapscott, Papert o Negroponte, así como con todo el show business de empresas que ofrecen tecnología educativa e incluso con los policymakers que promueven la tecnología en el aula. Sin embargo, este libro de Buckingham es lo más contundente que he leído en mucho tiempo sobre este tema.

Lo más atractivo de su trabajo es que no es un opinólogo, sus afirmaciones las respalda con una incansable cantidad de estudios; no cae en el facilismo de condenar ni divinizar las tecnologías para el aprendizaje pero contribuye sugiriendo reflexiones y advertencias de especial valor. Además, aunque es inglés tiene bastante humor (muy británico por cierto) lo que hace su lectura muy agradable.

En esta ocasión, tengo su libro entero subrayado y repleto de notas, aquí comparto sólo algunos extractos de la primera parte. Si el lector tiene poco tiempo para leer este resumen ofrezco un zoom a una de sus  ideas centrales (aunque recomiendo mucho hacer zapping por sus ideas).



Las profecías:

“Creo que el cine está destinado a revolucionar nuestro sistema educativo y que en algunos años habrá suplantado en gran medida, sino por completo, el uso de los libros de texto […] La educación del futuro se realizará a través del medio del cine […] (Thomas Edison, 1921)” (p.75)

“En el futuro no habrá escuelas. La computadora hará desaparecer la escuela” (Papert, 1984, pág. 38) […] Existe una larga historia de predicciones similares acerca del potencial transformador de la tecnología, no sólo en el campo de la educación; en retrospectiva es fácil demostrar que muy pocas se cumplieron. Es evidente que la revolución sistemática anticipada por Papert y otros no se produjo…” (p.12)

“El defensor más influyente de este discurso ‘edutópico’ es sin duda, Seymour Papert profesor del Massachusetts Institute of Technology” (p.57)

El milagro de las TIC

“Tal vez la tecnología encierre la promesa de la libertad, pero a veces parece que sólo se tratara de la libertad para hacer lo que se nos dice que debemos hacer” (p.25)

“La existencia de salas de computación equipadas espléndidamente suele considerarse un argumento de venta fundamental [para las escuelas]” (p.29)

“La pizarra ‘interactiva’ parecería no ser más que un medio para reafirmar la vigencia de la enseñanza tradicional de clase magistral centrada en el docente” (p.31)

“… se considera que es la tecnología en sí la que genera el cambio, no los actores sociales que la poseen y la fomentan” (p.37)

“…los ministros de educación suelen ser extremadamente optimistas acerca de los efectos positivos de la tecnología sobre el aprendizaje de los estudiantes” (p.39)

“…parece razonable llegar a la conclusión de que la enseñanza y el aprendizaje en el aula distan mucho de haberse transformado como resultado del advenimiento de la tecnología” (p.85)

“…parece que el uso de computadoras en sí no necesariamente induce a repensar en forma radical la práctica de la enseñanza, mucho menos inspira a transformaciones radicales de las actividades que llevan a cabo los estudiantes cuando no están usan la computadora (Salomón y Pernkins, 1996)” (p.98)

La subu-TIC-lización

“Me desalienta ver tantos usos de las tecnologías en la educación faltos de imaginación, funcionales y errados. Las preguntas críticas que preocuparon a los docentes de comunicación durante años […] han sido dejadas de lado como resultado de un enamoramiento superficial con la tecnología por la tecnología misma” (p.14)

“…para muchos niños el uso de computadoras en el aula resulta aburrido y frustrante, en especial cuando se lo compara con la manera en que ellos usan la computadora fuera de la clase” (p.100)

La sociedad del conocimiento (leyendo entre líneas)

“…el discurso de la ‘sociedad de la información’ (o el de la ‘economía del conocimiento’) construye al niño como futuro trabajador, pero también como consumidor de información, y sin duda, como ‘mercado de prueba para los fabricantes de software (Facer et al. 2001, p.96)” (p.36)

“…se considera que la capacidad de obtener acceso a la información es una suerte de ‘vacuna’ contra el futuro desempleo (que, por su puesto, puede ser provocado por la tecnología)” (p.36)

“…es probable que buena parte de las habilidades en que se capacite a los estudiantes en las escuelas resulte obsoletas para cuando lleguen al trabajo” (p.38)

“¿En qué medida es posible la personalización en un sistema cuya premisa básica sigue siendo todavía la prestación “masiva” de servicios públicos?” (p.44)

“En el caso de la tecnología educativa, buena parte de las políticas parece haber sido inventada sobre la marcha: las innovaciones tecnológicas llegan al mercado y ofrecen soluciones a problemas que aún no han sido identificados” (p.51)

Ideas centrales:

“Como sugerí antes, esta polarización es típica del discurso popular acerca de los efectos de la tecnología en un contexto más amplio. Mientas que quienes propugnan su adopción han proclamado con entusiasmo la capacidad de liberar y potenciar la tecnología, los detractores la consideran una agresión fundamental contra los modos genuinos de aprender y contra la infancia misma […] las dos posturas son problemáticas…”.

“…queda claro que la tecnología no tiene “efectos” por sí sola: por el contrario, el impacto que produzca –ya sea bueno o malo- depende en gran medida de los contextos en los que se usa, las motivaciones de quienes la usan y el propósito con que intentan usarla. No obstante, parece justo concluir que, hasta ahora, el uso educativo de la tecnología no cumplió en modo alguno las promesas que con tanta frecuencia se hicieron en su nombre. La tecnología no transformó el aprendizaje, ni revolucionó la institución escolar. Todavía tiene que mostrar un impacto de probada eficiencia para incrementar el nivel de rendimiento educativo o promover la motivación para el aprendizaje en el largo plazo. Frente a estos argumentos, los defensores de la tecnología suelen decir que aún es temprano y que el verdadero cambio todavía no se ha producido. Pero, como ya señalamos, las computadoras llevan más de treinta años en las escuelas; además es posible rastrear una historia del fracaso de las innovaciones tecnológicas en la educación que se remonta a casi un siglo. Parece absurdo insistir –como algunos lo hacen- en que la revolución está a la vuelta de la esquina y que si tuviéramos más computadoras, si pudiéramos usar esta innovación tecnológica reciente, si todos los docentes estuvieran en condiciones de usar la tecnología tal como creemos que deberían hacerlo…” (p.103)

(Created in 1899) Jen Marc Cote’s vision of classroom in the year 2000.

La imagen de 1899, inluida en el libro de Buckingham,
hoy la utilizamos para promover el proyecto: Aprendizaje Invisible.

About these ads

29 Comments

Leave a Comment
  1. Flavio Camus / Jan 30 2010 11:14 am

    Participe del equipo tecnico del Proyecto Enlaces de Chile, y en un informe del año 2001 se expresaba que la inclusion de los computadores en las escuelas no habia tenido un impacto notorio en la calidad de la educaion. Por otro lado, si contribuia notablemente a la adopcion de experticias tecnologicas.
    Por otro lado, mi novia es educadora diferencial, y durante años se ha dedicado a usar el pc y los medios que provee como incentivo a alumnos con diferentes enfermedades. COmo yo lo veo, ella si le ha encontrado en los computadores un medio eficaz de apoyo a su labor docente. Debo aclarar, que en los 3 años que trabaje en el proyecto, lamentablemente dicha capacidad de integrar la tecnologia como herramienta eficaz de aprendizaje, lo vi en muy pocos educadores. Por regla general, el uso del pc se limita a usar el pc como medio y fin, y no se complementa con actividades tradicionales del aula.

  2. Roberto Narbona / Jan 31 2010 11:09 am

    He presentado dos proyectos al Mineduc. Los elaboré después de recorrer al menos 150 municipios (deptos. de educación, escuelas, conversación con profesores y alumnos). Los proyectos eran un todo, los cuales integraban el uso de tecnología, CONTENIDO, acitividades presenciales, INDUCCIÓN-CAPACITACIÓN-PRÁCTICA para los docentes ( se consideraba un curso taller en el que se entregaban herramientas teóricas, que se ponían en práctica de inmediato para generar todo el contenido a entregar durante un año. El curso se segrega por materia, nivel y reune a los profesores de las escuelas municipales de una determinada comuna), SEGUIMIENTO, CONTROL on-line DE ÍNDICES DE LOGRO EN LOS OBJETIVOS Y METAS ESPERADOS (con consolas de alerta), EVALUACIÓN DE LOS PROPIOS ALUMNOS, COMPETENCIAS DE CONOCIMIENTOS, INTERACCIÓN CON APODERADOS, DESARROLLO DE TECNOLOGÍA PROPIA EN CUANTO A EQUIPAMIENTO (entregue una breve descripción de la Tablet Touch a emplear, con comandos audibles), etc, etc. Desgraciadamente Chile no es un país donde se pueda desarrollar estos proyectos de envergadura en innovación. Y nuestras autoridades se inclinan por copiar todo lo que viene de afuera, sea esto malo o muy malo.

  3. Cristóbal Cobo / Jan 31 2010 1:51 pm

    Hace poco leía en un reporte de una universidad holandesa, el cual mencionaba que en el contexto de las tecnologías resulta tan imponente y consensuado el discurso pro-tecnología en todo orden de cosas, que se advertía el peligro de que faltaran voces disidentes (al menos críticas) frente al “milagro” de las TIC.
    Cuando hay “una” sola forma de ver las cosas, siempre estará el riesgo de engordar nuestros puntos de vista y invisibilizar al resto. Temo que ahí está un foco rojo que es fundamental atender (desde la academia y los gobiernos, porque no será desde el sector privado de donde vengan esas advertencias).

    Sospecho que es por ello, que cuando aparecen reflexiones como la que propone Buckingham es cuando muchos –que ya cada uno de nosotros habíamos observado por separado en nuestros respectivos campo de acción- es cuando nos interesa poner sobre la mesa la pregunta ¿Y si las tecnologías no fueran la respuesta?
    Flavio y Roberto muchas gracias por los comentarios. Mucho me interesaría que pudiesen compartir más sobre estas experiencias que aquí mencionan.
    Saludos
    Cristóbal

  4. Patricio Rodríguez / Jan 31 2010 7:23 pm

    Estimado Enzo,

    Dos links sobre el tema que no es nuevo, salvo que no es muy difundido porque la retórica “optimista” es la que prevalece.

    1) Knowledge Maps: ICTs in Education

    http://www.infodev.org/en/Publication.8.html

    2) The Integration of Instructional Technology into Public
    Education: Promises and Challenges

    http://asianvu.com/digital-library/educational_technology/earle.pdf

    Saludos,
    Patricio

    • ergonomic / Feb 1 2010 3:37 pm

      Gracias Patricio. Conocía el trabajo del Banco Mundial (lo incluimos en el estudio http://e-competencies.org/)
      pero el otro no lo he leído. Mil gracias!
      Saludos

      Cristóbal

  5. Anna Piñero / Feb 2 2010 1:18 am

    Coincido,en general con la idea básica de Buckingham, es cierto que las tecnologías, por si solas, no varían el aprendizaje ni mejoran la calidad de laenseñanza, pero creo que es un planteamiento baladí. Hablar de la utilización, o no, de las tecnologías en las aulas, a mi juicio, es un discurso sin sentido, ya que estas están integradas en la vida diaria de cualquier individuo, por tanto su incursión en las aulas debería ser contemplado como un proceso natural.
    Por otro lado cualquier cambio en cualquier situación permite replantearse la manera de hacerlas cosas, y, preguntarse si se podrían hacer mejor.
    Yo comento habitualmente que necesitamos una revolución en las aulas, pero por parte de los alumnos, ya que estos deberían exigir al profesorado que les enseñara y aprendieran con las mismas herramientas que utilizan en su vida cotidiana.

    • Jorge Nelson Olivera / Mar 6 2010 12:07 pm

      Anna; no creo que nadie tenga una posición extremista en cuanto a “expulsar” las computadoras de las escuelas, como no las hay en cuanto a expulsar una heladera, por ejemplo.
      En nuestras casas hacemos uso de la computadora, es un “medio” extraordinariamente efectivo para hacernos la vida mas fácil, pero cuando la “computadora” se convierte en el “centro” de nuestra vida hogareña (o escolar) y todo gira en torno de ellas, algo malo esta pasando.
      Cuando se crea una “religión” en torno a las TICs en general, que no admite, en su ortodoxia, el simple hecho que quizá no sean el mejor camino para mejorar nuestros niveles educativos, tenemos que dar una voz de alerta.
      Es mucho mas baladí, creer que la Tecnología es la solución a todos los males de la humanidad, incluida una mala Educación.
      Dices: “Yo comento habitualmente que necesitamos una revolución en las aulas, pero por parte de los alumnos, ya que estos deberían exigir al profesorado que les enseñara y aprendieran con las mismas herramientas que utilizan en su vida cotidiana.”
      ¿De donde y en base a qué, concluyes que esas herramientas son las mas adecuadas para mejorar su aprendizaje?
      El 90% de los usuarios de Tecnología, tienen solo un “analfabetismo funcional” en el uso de esas tecnologías.
      Saludos cordiales desde Uruguay.
      Jorge Nelson Olivera Sosa.
      BLOGUENTARIOS.

  6. Danis / Feb 2 2010 1:12 pm

    ¿Y no será que el problema está en considerar que la tecnología iba a integrarse al aula, cuando lo que puede estar ocurriendo es que el aprendizaje y el desarrollo de competencias está, literalmente, saliendo de la escuela?

  7. ergonomic / Feb 2 2010 1:36 pm

    Gracias Anna y Danis:
    Comparto con lo que señalan. Pareciera ser que no todos estamos conformes con la forma en que se han incorporado las tecnologías digitales en los entornos de aprendizaje. Sin embargo, creo leer entre líneas que tampoco estamos tan conformes con los propios entornos de aprendizaje. Con o sin tecnología, la escuela (y la universidad) requiere ser repensada. Las formas en que aprendemos y construimos conocimiento no parecen tan acordes a la época que nos tocó vivir.

    Me animo a creer que http://www.aprendizajeinvisible.com/ y todos los esquemas complementarios que han surgido (educación expandida, educación ampliada, educación informal) son sólo apuestas conceptuales (complementarias) para salir de este aprieto en el que estamos.

    Gracias una vez más
    Cristóbal

  8. Cristóbal Suárez / Feb 5 2010 7:19 am

    Hola Cristóbal

    Me has picado, no conocia el libro y voy a buscarlo. Aqui otra reseña sobre el libro que confirma la orientación mediacional del autor, es decir, que se puede aprender CON y DE la tecnología.

    http://www.propuestaeducativa.flacso.org.ar/archivos/libros/28.pdf

    Un saludo,

    Cristóbal

  9. Cristóbal / Feb 5 2010 10:49 am

    Gracias Cristóbal. A ver si te animas a leerlo y luego lo comentamos. Estoy seguro que te llenarás de nuevas dudas y preguntas, tal como me pasó a mi. Aunque suene a vendedor, mucho me gustaría que todos los promotores de TIC se diesen el tiempo de leerlo y pensarlo.
    En fin,
    seguimos
    un abrazo
    Cristóbal

  10. Marco Soldevilla / Feb 19 2010 8:32 am

    Excelente….. la tecnología es un medio de transformación de nuestras acitividades y que, la base la definimos nosostros, es decir, el hecho de aprender es una sola, es nuestra y, si usamos o no computadoras, proyectores, punteros laser, imagenes 3D, etc. solo modificamos nuestra manera de aprender.

    Que buena publicación.

  11. ergonomic / Feb 19 2010 12:22 pm

    Marco:
    100% de acuerdo.
    Me gusta prensar estas tecnologías apenas como una interfaz
    de aprendizaje. Muchas gracias por tu comentario.

    Saludos
    Cristóbal

  12. ergonomic / Mar 8 2010 1:40 pm

    Estimado Jorge:
    Me parecen bienvenidas y oportunas tus reflexiones. Lo único que creo valdría la pena considerar es que esto de la alfabetización (con apellido) a la larga termina por convertirse en un proceso rico, dinámico y complejo.

    Aunque podemos adquirir ciertas competencias básicas, funcionales o avanzadas, éstas dejan de ser una habilidad estática (como andar en bicicleta, por ejemplo) y pasan a ser un proceso de aprendizaje constante que habrá de trascender, sin duda alguna desde mi perspectiva, los espacios formales de educación (ya sea de educación primaria, secundaria o terciaria). Ése es un debate y una estrategia que aún hay que diseñar e implementar.

    ¿Estamos preparados? No lo sé
    un saludo
    Cristóbal

    • Jorge Nelson Olivera / Mar 9 2010 6:36 pm

      Como tu dices, un proceso, que todavía, como muchas de las cosas relativas al animal “ser humano”, desconocemos y quizá desconozcamos por siempre.
      Hablas de una bicicleta. A mi modesta manera de ver las cosas, ayuna de toda preparación y capacitación universitaria, veo a la bicicleta, y las computadoras, celulares y todos los híbridos nacidos del mestizaje entre ambos, básicamente, como una misma cosa: una maquina. Incluso, las computadoras, bastante estúpidas y pretenciosas. Y estupidizantes, para peor.
      La ventaja que llevan las bicicletas, es que sabemos exactamente que son y para que sirven. No tienen la carga “simbólica” de las otras maquinas. Ni tienen tanta buena prensa con expertos hablando maravillas, ni el Mercado que tienen celulares, computadoras, y etceteras.
      Ni ese “potencial” para transformar la realidad.
      Y como con las bicicletas, o los coches (automóviles), habemos personas que tenemos una habilidad innata para manejarlas y sacarles buen provecho, y habemos quienes no. Lo que “Natura non da, TICs non presta”.
      Incluso teniendo esa habilidad innata, quienes mejores bases educativas y culturales adquiridas tengan, desde un aprendizaje tradicional, mejor uso harán de ellas.
      Con todo ese bagaje, ahí si quiero creer que podemos mejor aprovechar los espacios informales de educación, que deben ser posteriores a los tradicionales, o en el mejor de los escenarios posibles, simultáneos.
      Yo estoy muy preocupado por el escenario futuro a que nos dirige el uso intensivo de las TICs. ¿Sera a una sociedad modelo “Star Trek”, con niños cada uno con un PAD, bajo la mirada atenta de un docente super capacitado, o a una sociedad tipo “IDIOCRACY”, pegados al inodoro con una pantalla enfrente todo el tiempo?
      ¿O a ninguno de ellos?
      Saludos desde Uruguay.
      Jorge Nelson Olivera.
      BLOGUENTARIOS.

  13. Pablo / Mar 9 2010 9:06 am

    Sería interesante examinar el supuesto que soporta toda la discusión. El determinismo tecnológico o los paradigmas tecnológicos explican solo el 50% del fenómeno, creo importante incluir al análisis el cómo y quién participa en la creación y difusión de innovaciones tecnológicas, proceso que es fundamentalmente de origen social. Slds

    Pablo Munoz
    Newcastle University

  14. ergonomic / Mar 9 2010 9:13 pm

    Después de toda esta apología a la bicicleta,
    pasamos inmediatamente a fundar un nuevo movimiento 1:1
    una bici por niño
    menos combustible,
    más deporte,
    más autonomía
    mejor medio ambiente,
    más sanos…

    apuesto que en el camino del cole a la casa,
    pedaleando seguro aprenderán algo en el trayecto
    no se me ocurre mejor alternativa

    Incluso, hasta me imagino a los ministros de educación
    (y hasta los de salud) regalando bicicletas…
    ya me imagino las portadas….
    saludos
    C

    • pablomunozroman / Mar 10 2010 3:12 am

      Hola Cristóbal, la respuesta de la bicicleta es para mi?
      Si es así me imagino que la bicicleta es por Bijker. Y si es así, es importante aclarar que tampoco me compro 100% la propuesta de los duros defensores de SCOT, de hecho en cambio tecnológico me he vuelto medio agnóstico y más amigo de los consensos. PERO, no sería malo tener la discusión que propongo, simplemente como ejercicio ‘Poperiano’. Amigo mío, era para abrir la discusión, no para criticar tu trabajo y menos para que se enoje.

      Ahora, si no era para mi…

    • Jorge Nelson Olivera / Mar 10 2010 6:05 am

      No Cristobal, no, ja ja ja. No dudo que eres una persona inteligente y muy buen profesional en tu campo, pero con poca visión marketinera!!! Y muy mal político, que esto es otro elogio.
      Ya te dije: tenemos el objeto bicicleta, y el objeto computadora, como explique, que básicamente son solo una maquina, analógica una, digital (a medias por lo menos), la otra, y para diferentes usos. Pero la carga simbólica de una COMPUTADORA, Moderna, Tecnológica, DIGITAL, acorde con los tiempos, “vende” mucho mas que una bicicleta, mucho mas, te lo aseguro yo, que vivo en Uruguay.
      El Plan Ceibal, que padezco, significa para la gente, que en general no sabe que significa “DIGITAL”, que es la “WEB”, menos que es la “WEB 2.0″, mucho menos cual es la lógica del funcionamiento interno de una computadora, y que en un 90% no saben lo que es una tarjeta de sonido, reconocen en el regalo de las XO, el mejor logro del pasado gobierno. Lo ubican es ese primer lugar, entre el 80% que aprueba al gobierno pasado, el 98% de los entrevistados.
      No hubiera sido igual, si simplemente regalaban una bicicleta. Ya no tienen “glamour”, no elevan el estatus, lo rebajan.
      Como dices, no se si en serio, “suelta” un niño en un terreno baldío, al aire libre, con o sin bicicleta, y casi te apostaría que aprendería sólito, 3 o 4 cosas interesantes. No es lo mismo “ver”, que tocar, sentir y olor. Yo, derrumbaría los muros de las aulas, y a los chicos les pondría mas abrigo, je je je.
      Pero estas cosas, claro, no tienen prensa. Solo que el muro cayera en la cabeza de algún docente.
      Saludos.
      Jorge.

      • Jorge Nelson Olivera / Mar 10 2010 6:30 am

        Cristobal; releyendo mas arriba, veo que apuntas: “Temo que ahí está un foco rojo que es fundamental atender (desde la academia y los gobiernos, porque no será desde el sector privado de donde vengan esas advertencias).”
        Los gobiernos, lo forman los políticos. Para llegar al gobierno, necesitan votos. Para conseguir votos, necesitan a las personas. La promesa es previa a la elección. La obra, es posterior. Si esa obra es apoyada por la mayoría de la gente, el político, aun viendo que su obra esta equivocada, o no es el mejor camino, no va a reconocer NUNCA el error, por qué eso, significa perder votos. Es la fuerza de la masa. Queda solo la academia. Yo te recomendaría, buscar también apoyo en los periodistas.
        Esto otro que dices, temo que no lo entendí del todo:
        “Si hemos de criticar, sugiero identificar primero los principales factores de riesgo-vulnerabilidad que esta situación no expone: usos, usuarios, promesas, vulnerabilidades.
        ¿Quién tira la primera piedra?”
        ¿A quien no le gusta tirar un cascotazo de vez en cuando? Je, pero prefiero asegurarme de entender antes.
        Saludos.
        Jorge.

  15. ergonomic / Mar 10 2010 3:45 am

    Claro que no hay enojo alguno. :)
    Sólo era para incitar el sarcasmo al que nos lleva todo esto. No iba dirigido a nadie en particular. Lo digo en verdad.
    Si hemos de criticar, sugiero identificar primero los principales factores de riesgo-vulnerabilidad que esta situación no expone: usos, usuarios, promesas, vulnerabilidades.
    ¿Quién tira la primera piedra?

    saludos cordiales
    CCR

    • pablomunozroman / Mar 10 2010 6:11 am

      Muy cierto lo que comentas, de hecho lo que NO logra recoger las propuestas constructivitas respecto a cambio técnico es el rol de los “missing groups”, que si bien puede conceptualmente ser parte del análisis, en la práctica no juegan en el partido de estabilización de nuevas tecnologías, y por supuesto quedan expuestos al impacto que estas “novedades” puedan tener. Es difícil tirar la primera piedra porque los niveles de análisis son distintos. Me estoy metiendo en el análisis de la governancia y sustentabilidad de las transiciones de sistemas socio-técnicos, y ahí hay un espacio interesante para el debate en el que haz trabajado estos últimos años. Insisto, el posteo era para ver si alguien se motivaba con el ejercicio. Tu sabes que valoro el trabajo que haces y las tremendas contribuciones que puede hacer. Un abrazo

  16. Pablo Munoz / Mar 10 2010 8:54 am

    Jaja, ahora caí que lo de la bicicleta no era para mi y nada que ver con Wiebe Bijker (que a todo esto recomiendo leer). No había leído el comentario anterior al mío que hacía referencia a la cleta como analogía. Cheers

Trackbacks

  1. Imperdibles (Enero 29th – Enero 30th) » Hipertextos [desde La Plata]
  2. Tweets that mention Buckingham: Fracaso de las innovaciones tecnológicas en la educación « e-rgonomic -- Topsy.com
  3. Tweets that mention Buckingham: Fracaso de las innovaciones tecnológicas en la educación « e-rgonomic -- Topsy.com
  4. Vidasconect@das » Blog Archive » Evaluación de Ceibal y de los modelos 1 a 1 (1a parte)
  5. ¿Incorporar tecnología nos lleva a pensar en…? : Aprender la Libertad
  6. Buckingham: Fracaso de las innovaciones tecnol&...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 8,047 other followers

%d bloggers like this: