Skip to content
February 22, 2010 / ergonomic

La Segunda Brecha Digital (aún invisible)

“La brecha digital ya no es meramente una cuestión de acceso a equipos: también tiene que ver con la calidad del equipo (y de las conexiones a Internet) y con las habilidades y el ‘capital cultural’ que se requieren para usarlo” [Buckingham, 2008:115].

Con las tecnologías y la educación ocurre algo bastante incomprensible que pareciera haberse escapado de una novela de realismo mágico. Resulta desconcertante observar cómo co-habitamos entre varias realidades paralelas que parecen ignorarse tanto como sea posible. Me refiero a la distancia abismal que existe entre los discursos de los organismos internacionales (así como las políticas públicas de muchos países, ej: México) y los resultados que nos arrojan los estudios al respecto.

Mientras unos promueven a los cuatro vientos “el milagro tecnológico” anunciando cómo las “laptos” y “pizarras electrónicas” vendrán a salvar a la educación, de manera paralela la academia no deja de arrojar bengalas al cielo advirtiendo el riesgo que hay tras estos cantos de sirenas (digitales).

[Dado que hay mucho texto en inglés aquí el traductor para apoyar a quien le interese].

¿Qué dice la ONU frente al tema?

Un mundo, muchas laptops: “…ICTs can contribute to achieving universal education worldwide, through delivery of education and training of teachers, and offering improved conditions for lifelong learning, encompassing people that are outside the formal education process, and improving professional skills”.

Aprendizaje feliz gracias a las TIC: “…ICTs have enormous potential to expand access to quality education, to boost literacy and universal primary education, and to facilitate the learning process itself, thus laying the groundwork for the establishment of a fully inclusive and development oriented Information Society and knowledge economy which respect cultural and linguistic diversity”.

Fuente: The UN Millennium Development Goals (UN, 2007), WSIS Outcome Documents: Geneva 2003 – Tunis 2005 (ITU, 2005).

Leyendo entre líneas:

Falta de evidencias consistentes sobre el impacto de las TIC: “Although policymakers hope to achieve positive outcomes from applying ICT to education, there is still not much widespread evidence of positive impacts of ICT on educational goals – and often such evidence is qualified by reference to particular conditions […] Even for developed economies, hard evidence of positive impact of ICT on students’ achievement is scant, although some exists”.

Sin embargo, algo aparece al explorar estrategias de aprendizaje invisible (por ejemplo: uso de TIC en casa): “… the 1999 TIMSSR study showed that student proficiency in mathematics is lower when teachers use a computer but that students with Internet access at home had a higher average proficiency in science than those without Internet access (those with Internet access at home as well as school had even higher average proficiency)”.

Fuente: United Nations Publication. (2008). The Global Information Society:a Statistical View. Santiago: United Nations.

Pero el tema no termina aquí. Tras revisar un texto de Earle (2002) que Patricio Rodríguez Valdés amablemente nos recomendó, agrego algunos apuntes:

En primer lugar, una pregunta que quisiera que todos los ministros de educación pegaran en sus escritorios: How do we apply the lessons learned from “older” technologies to the “newer” technologies of the last two decades?

Una vez más, el valor de usar las TIC FUERA del aula: “…the computer revolution has had a tremendous impact in the classroom. Surprisingly, however, the emphasis was on student access to information outside the classroom and improved student motivation, not on specific academic achievement”.

Lo de siempre, si priorizamos el gasto en hardware sobre humanware empiezan los problemas:Money spent on school technology is wasted without an equal effort to help teachers with its use and integration into the curriculum” (Zehr, 1997, p. 24).

No-existe-correlación-entre-acceso-y-desempeño: “Bernauer (1995) “it is not technology per se that has resulted in improved student outcomes, but rather how the technology was used and integrated into instructional processes”.

Fuente: Rodney S. Earle. The Integration of Instructional Technology into Public Education: Promises and Challenges. Vol. 42, No. 1, January-February, 2002, P. 5-13. ET Magazine

Finalmente, este fin de semana encontré algunas fuentes interesantes que Roberto Balaguer sugiere en su blog mientras se interroga sobre el potencial de las laptops que Uruguay ha puesto en las manos de cada niño de ese país sureño.

La primera fuente que me pareció valiosa fue la de Penuel (2006) quien realizó una revisión y meta-analisis de 245 artículos que versaban sobre el tema de tecnología y aprendizaje. Aquí algunas pinceladas:

Mucha retórica y poca evaluación de impacto: “However, none of these studies used a pretest to determine whether students had actually improved their writing skills over the course of the study” [p.340]

Falta de evidencia (una y otra vez) de “datos duros”: “What is less clear from these studies is what the potential is for one-to-one initiatives to improve student achievement in core subjects”.[p.341]

Otra frase que ministros de educación debiesen tatuarse: “The increasing popularity of laptop initiatives with a wide variety of stakeholders in education—policymakers, administrators, teachers, parents, and students—makes the need for sound research-based evidence of effectiveness especially critical at this time”.[p.342]

Fuente: Penuel, W.P. (2006) Implementation and Effects Of One-to-One Computing Initiatives: A Research Synthesis. Journal of Research on Technology in Education. Volume 38 Number 3

Finalmente, en la misma blog encontramos un studio publicado hace apenas unas semanas, desarrollado por Damian Bebell y Laura O’Dwyer, en el que vuelven sobre lo mismo:

Más por convicción (¿o religión?) que por evidencias: “Despite the growing interest in 1:1 computing initiatives, relatively little empirical research has focused on the outcomes of these investments […] …there is little empirical evidence upon which to base decisions.”

No es mala idea volver a leer la frase inicial, de Buckingham, y empezar a hablar de la segunda brecha digital que procura ampliar el debate del acceso a la calidad de uso: “However, the context and expectations range widely for 1:1 models partially because the models, by definition, only describe the ratio of technology access, not how it is being used.”

Fuente: Damian Bebell and Laura O’Dwyer. Educational Outcomes and Research from 1:1 Computing Settings. The Journal of Technology, Learning, and Assessment. Volume 9, Number 1, January 2010.

Nota:  Imagino que no a todo mundo le caerá bien este post. Invitadísimos a escribir un texto para el libro: Aprendizaje Invisible donde queremos abrir un debate en profundidad al respecto.

7 Comments

Leave a Comment
  1. Pilar / Feb 23 2010 10:38 am

    “Los Medios de Comunicación son una maravillosa tecnología (…) que por sí mismos no contribuyen al progreso de la humanidad” -Francisco González Garza,
    Es impresionante cómo en este caso, la política “dicta” la ciencia! No existen estudios concluyentes acerca de los aportes de las TIC’s, per se, ¡pero qué lindo se ven las laps en un informe de gobierno!
    Nos urgen estudios serios al respecto. Gracias por tu artículo!

  2. ergonomic / Feb 23 2010 10:49 am

    Gracias Pilar, comparto tu misma preocupación.
    Temo que esta preocupación habrá de incorporarse en la agenda política, pero NO desde los políticos sino desde otros sectores de la sociedad.

    Saludos!
    C

  3. Jorge Nelson Olivera / Feb 28 2010 11:12 pm

    Cristobal; no lo tomes a mal. Pienso que hay en esta entrada. comentarios a los que adheriría en forma incondicional. Pero estoy en contra de todo tipo de colonizaje, incluido el uso de idiomas extranjeros para comunicarnos entre los hermanos de las Americas que hablamos el idioma castellano, y menos usando traductores tarzanescos que vengan en mi ayuda.
    Si concuerdo con las citas en castellano, y sospecho que con la mayor parte de las citas en ingles.
    Te invito a mi blog, donde critico en forma dura, pero seria, el Plan Ceibal, y donde podrás encontrar links (la mayor parte en idioma castellano), a estudios que trataron de validar el uso de las TICs en la Educación, sin éxito mayor, te adelanto.
    Y sobre el “aprendizaje invisible” al que haces referencia, tengo algunas cosas que decir, especialmente como padre, parte interesada en esta historia, a la que no se le da el lugar que le corresponde, muchas veces por omisión de nosotros mismos.
    Un saludo desde Uruguay, y te espero por
    http://bloguentarios.blogspot.com

  4. Jorge Nelson Olivera / Mar 3 2010 3:28 pm

    Hice un comentario hace días que no ha aparecido. Si tengo que ceñirme a alguna clase de censura previa, solo avisar, y pongo mas atención en lo que escribo.
    Saludos cordiales.
    Jorge Nelson Olivera.
    BLOGUENTARIOS.

  5. ergonomic / Mar 3 2010 7:57 pm

    Estimado Jorge Nelson.
    Saludos y gracias x los comentarios. No te preocupes, aquí no hay censura al debate. El retraso se debe a que he estado más concentrado en apoyar a mis compatriotas chilenos que hoy están pasando por días de mucho dolor.

    Pasando al tema de tu interés, yo respeto tu molestia y desconcierto con esto de que se publiquen textos en inglés y, más aún que haya que leerlos con un poco-diestro traductor automático.
    Sin embargo me parece importante anotar que el traductor lo puse como una ayuda para quienes no se sienten cómodos leyendo en inglés.
    ¡Qué más quisiera yo que poder publicar investigaciones en español sobre el tema! Pero habrás visto que no son tantas como quisiéramos. Eso, a veces, nos obliga a recurrir a la lengua inglesa (u otra).
    Gracias por la referencia a bloguentarios y a los demás enlaces que ahí se sugieren, los veremos con atención.
    A la región le hace bien generar investigación en sus lenguas y en esa línea viene muy bien que tú (y otros) las promuevan.

    saludos
    Cristóbal

  6. Jorge Nelson Olivera / Mar 4 2010 3:35 pm

    Cristobal; disculpa mi impaciencia. En realidad pensé que eras mexicano, no sabia que eras chileno. Si note que estabas muy atento a la ayuda, que en el caso de los link de Ceratti, coincidías con la difusión que ha estado haciendo mi esposa de los mismos.
    Dejemos, entonces, que todo vuelva a la mayor normalidad posible, dentro de lo irreparable de la tragedia.
    Cuenta con mi apoyo incondicional dentro de mis limitadas posibilidades, y retomamos la charla en una ocasión mas propicia.
    Disculpas de corazón, nuevamente.
    Jorge Nelson Olivera.

Trackbacks

  1. algarabías » Los mitos del elearning

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: