Skip to content
June 26, 2008 / ergonomic

la era info-bio-nano-cogno

hadroncolliderlg

[Click para ver presentación N.Sabelli]

En un congreso sobre educación aquí en FLACSO, me tocó asistir a una conferencia dictada por Pedro Milos, en la que compartió algunas reflexiones sobre un tema que venimos poniendo sobre la mesa en ergonomic en las últimas semanas: las competencias.

Aparentemente se empieza a consolidar una suerte de consenso sobre la importancia de un aprendizaje basado en competencias y no en contenidos (ni en objetivos) .  Éste se evidencia como uno de los primeros pasos en dirección a la formación de trabajadores del conocimiento. Aquí el desafío está en cómo lograr este cambio de switch si los profesores de hoy son los mismos de ayer (y sus metodologías de enseñanza y evaluación muchas veces también lo son).

Es interesante la idea de que no contamos con una Teoría (con mayúscula) sobre competencias, pero sí tenemos algunas claridades al respecto. Por ejemplo, que éstas se componen de ejes conceptuales, procedimentales y actitudinales. Aquí es importante la idea de que el desarrollo de competencias se genera en la capacidad de adaptarse y desenvolverse adecuadamente en diferentes situaciones y contextos que demandan alta flexibilidad.

“Improving skills will help individuals to improve their employability, progress in their careers, and secure better wages. It will help employers to secure increased productivity and profitability for their businesses”. [p.8] Extracto de World Class Skills: Implementing the Leitch Review of Skills in England, 2007. Documento desarrollado por Secretary of State for Innovation, Universities and Skills (más apuntes).

Un sujeto competente (que no se debe confundir con competitivo, que es otra cosa) sería una persona capaz de lograr cierta autonomía y de desenvolverse de manera independiente. Esto puede aplicarse tanto a lo profesional como a lo tecnológico, entre otras áreas.

Una de las ideas sustantivas de este tema está en la capacidad adaptable de desarrollar la destreza para integrar y relacionar contenidos (una especie de web semántica en las personas). Superar la fragmantación de saberes y disciplinas parece ser un tema sustantivo. Fácil de decir, pero mucho más complejo de interiorizar. Milos concluyó agregando que las competencias son el resultado de la aplicación de varias capacidades, definiendo estas últimas como conocimientos estabilizados y reproducibles en distintos campos.

En el mismo encuentro, Nora Sabelli (una de las conferencistas invitadas del Open Seminar) agregó que lo que enseñamos depende de las herramientas que utilizamos, sin embargo lo importante es lo que estas herramientas nos permiten aprender (y no las herramienta como tal). Esto me recueda a lo que dijos hace unos días sobre el modelo de enseñanza en Costa Rica.  Retomando la idea de las competencias para integrar conocimientos, Sabelli indicó que los conocimientos info-bio-nano-cogno todos están basados bajo esquemas reticulares (estructuras en red) y que la sociedad del siglo XXI demanda profesionales capaces de tener perspectivas más amplias y transdisciplinares [ver presentación].

Otra idea que explicó la profesora es que una de las competencias importantes de desarrollar en la Generación Einstein (+info) es la capacidad de aprender a validar y discriminar la información de valor de aquella que no lo es. Ej: Enciclopedia tradicional v/s Internet.

Lecturas relacionadas, recomendadas por Leading Learning and Skills.

2 Comments

Leave a Comment
  1. eperezchica / Jun 26 2008 7:25 pm

    Las competencias, al igual que el marco constructivista con el que se relacionan -al menos en el plano pedagógico-, carecen de una Teoría como tal. Son derivadas de factores complejos (aunque cada vez mejor identificados), convirtiéndose más en constructos téoricos que teorías por sí mismas.
    Pero… ¿que no son así ahora una gran cantidad de disciplinas del conocimiento? (generalizar es arriesgado).
    Por otro lado, el cambio de switch que mencionas en los profesores se convierte en una labor ardua (quienes hemos tenido experiencia en ello, sabemos qué tan complejo puede resultar), pues la visión por competencias no implica tan sólo una labor de rediseño curricular o instruccional, sino también un cambio de mentalidad que incluye los roles y posibilidades que representan docentes, estudiantes y el mismo proceso enseñanza-aprendizaje.
    Y, si a eso sumamos que una parte importante de los docentes en niveles medio superior y superior (donde las competencias tienen ya una presencia relativa) no cuentan con una formación pedagógica suficiente, la incorporación de nuevas perspectivas didácticas resulta menospreciada o relegada dentro de la planeación y la práctica dentro del aula.

    Menuda labor la que tenemos pendiente.

    Un saludo, recién descubro este blog :)

  2. Cristóbal Cobo / Jun 27 2008 12:42 pm

    Gracias Eduardo.
    Coincido con lo que planteas aunque estos rincones pueden resultar algo invisibles, justamente para esos que se resisten a apostar por ese cambio de switch, creo que todos los esfuerzos (sumado a un cambio actitudinal) nos ayudarán a llegar a buen puerto.

    En fin, quedan muchos bits por generarse en torno a un tema en el que estamos recién avanzando,

    Saludos.
    cc

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: