Skip to content
August 26, 2007 / ergonomic

En búsqueda de una Web más Inteligente

Según la RAE la “fe” se puede definir, entre otras maneras como:

fe 1. (Del lat. fides). …
3. f. Conjunto de creencias de alguien, de un grupo o de una multitud de personas.
4. f. Confianza, buen concepto que se tiene de alguien o de algo.
5. f. Creencia que se da a algo por la autoridad de quien lo dice o por la fama pública.
6. f. Palabra que se da o promesa que se hace a alguien con cierta solemnidad o publicidad.

En alguna medida me atrevería a postular que lo que hoy existe en el inconsciente colectivo de los habitantes del planeta digital con respecto a los próximos pasos evolutivos de Internet es fe, es decir, creencia de que luego de la Web 2.0 es evidente que deberá aparecer rápidamente una versión 3.0. A ello se suma la idea de que ésta ha de ser la Web Semántica.

Buena parte de esa confianza (fe ciega en muchos casos) ha sido a raíz de Berners-Lee quien ha liderado la idea de que Internet crezca “Neutral” y “Conectado en sus Contenidos” (de estructura semántica, por decirlo de otro modo).

Pero no todos “creen” eso. Cuando un periodista le preguntó a Google’s CEO Eric Schmidt ¿Qué entiende Google por Web 3.0?, Schmidt con especial elegancia le respondió: “Well, the Web 2.0 is a marketing term, and I think you’ve just invented Web 3.0″.

Pareciera que la ansiada versión 3.0 no llega tan rápida como muchos quisieran. Yo sugeriría a los impacientes esperar sentados, porque la demora puede prolongarse. Sin embargo, tal como lo hemos dicho antes, este momento es de especial riqueza ya que la tecnología está más permeable que nunca a incluir nuevas propuestas e ideas para avanzar en al consolidación de una web semántica, que nuevamente es un concepto más filosófico que tecnológico.

Quienes están trabajando en el desarrollo de esta nueva fase tecnológica asumen que una de las claves es entender cómo los humanos usamos, relacionamos y aplicamos la información a nivel intra e inter personal para luego extrrapolarlo a las máquinas. Curioso ¿no?, para avanzar en la tecnología tenemos que entender(nos) mejor cómo interactuamos con la información.

Inspirado en un extenso y contundente artículo de la revista Technology Review (TR), escrito por John Borland, A Smarter Web.New technologies will make online search more intelligent–and may even lead to a “Web 3.0.” ofrecemos algunos apuntes que pueden ayudar a entender y explorar qué tan cerca estamos de este nuevo futuro digital.

Recortes de prensa (extraídos de TR, si no indica lo contrario):

  • E. Schmidt en su conferencia señala que una nueva fase en la web tendrá que ver con una nueva manera de construir aplicaciones, más pequeñas, con los datos almacenados en la Red (cloud), que puedan correr en cualquier dispositivo (pc,mobil, etc), sumamente customizables y principalmente distribuidos a través de una expansión similar a como lo hace el virus sociales.

  • Semantic Web tools now in use improve and automate database searches, helping people choose vacation destinations or sort through complicated financial data more efficiently. It may be years before the Web is populated by truly intelligent software agents automatically doing our bidding, but their precursors are helping people find better answers to questions.

  • Web 3.0. Using the same pattern as the above Wikipedia definition,Web 3.0 could be defined as: “Web 3.0, a phrase coined by John Markoff of the New York Times in 2006, refers to a supposed third generation of Internet-based services that collectively comprise what might be called ‘the intelligent Web‘—such as those using semantic web, microformats, natural language search, data-mining, machine learning, recommendation agents, and artificial intelligence technologies—which emphasize machine-facilitated understanding of information in order to provide a more productive and intuitive user experience.” (Nova Spivack).

  • “What we’re trying to do with the Semantic Web is build a digital Aristotle,” Mark Greaves, former Information Exploitation Office, Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA).

  • Semantic Web technologies add order to data from the outset, putting up the road signs that let computers understand what they’re reading. But many researchers note that much of the Web lacks such signs and probably always will.


Conceptos clave:

  • Metadata promised to add the missing signage. XML–the code underlying today’s complicated websites, which describes how to find and display content–emerged as one powerful variety. But even XML can’t serve as an ordering principle for the entire Web; it was designed to let Web developers label data with their own custom “tags”–as if different cities posted signs in related but mutually incomprehensible dialects.

  • Resource Description Framework (RDF): A new system for locating and describing information whose specifications were published as a complete W3C recommendation in 1999.

  • “Semantic” Web: Not only provides a way to classify individual bits of online data such as pictures, text, or database entries but would define relationships between classification categories as well. Dictionaries and thesauruses called “ontologies” would translate between different ways of describing the same types of data. Semantic Web systems require a more complicated infrastructure, in which developers order terms according to their conceptual relationships to one another and fit data into the resulting schema.

  • If there is indeed a Web 3.0, or even just a 2.1, it will be a hybrid, spun from a number of technological threads, all helping to make data more accessible and more useful.”It’s exciting to see Web 2.0 and social software come on line, but I find it even more exciting when that data can be shared,” Miller says. “This notion of trying to recombine the data together, and driving new kinds of data, is really at the heart of what we’ve been focusing on.”


Podríamos decir que esta idea de crear una web capaz de hacer de la búsqueda algo más inteligente, que plantea el artículo de Technology Review, es una de las piezas claves del puzzle. El mismo Berners-Lee ha planteado que su idea original de la Web estaba orientada a añadir información contextual a cada enlace, ofreciendo a los computadores claves acerca de lo que podrían encontrar en lo extremo del enlace o nodo.

La verdad es que la inteligencia (aún) no está en las máquinas sino en la manera que se organiza y explota la información. Many Eyes es un estimulante ejemplo (ver su tutorial).

A la luz de estos trabajos y apuntes aquí descritos, podríamos decir que aún es una ilusión plantear que la Web 3.0 será la Web Semántica. Quienes trabajan en ella explican que queda un buen tiempo (años) de investigación y desarrollo para acercanos a una Red más inteligente. Sin embargo, ya es una realidad el que hoy podemos hablar de aplicaciones semánticas específicas.

Algunos ejemplos de aplicaciones semánticas son:

  • Online Computer Library Center (OCLC).
  • Musicovery. Podersa plataforma musical con estrcutura semi-semántica.
  • KartOO. Metasearch engine with visual display interfaces.

    Algunos ejemplos prototipos y plataformas semánticas son:

  • MindSwap. Maryland Information and Network Dynamics Lab Semantic Web Agents Project.
  • Corese. Conceptual Resource Search Engine.
  • SemWebCentral. Open Source Tools for the Semantic Web (open source software repository).
  • Gate.General Architecture for Text Engineering. University of Sheffield.
  • Protégé. Ontology Editor and Knowledge Acquisition System. Stanford University.

Esperamos que estas ideas exploratorias sean de utilidad para preparar los próximos compromisos académicos que vienen en nuestra agenda. De igual modo, no está de más decir que esperamos que la próxima publicación de “Planeta Web 2.0 Inteligencia Colectiva o medios fast-food” contribuya en una mejor comprensión de porqué la Web 2.0 es una antesala fundamental para comprender los nuevos pasos de la WWW y evitar convertir de la Web Semántica en una cuestión de fe.

Otros Recursos recomendados:

One Comment

Leave a Comment
  1. Martín Parselis / Aug 28 2007 3:19 pm

    Cristóbal, bueno tu artículo, aunque hay un detalle que no me sonó bien (tal vez deformación pro): “Curioso ¿no?, para avanzar en la tecnología tenemos que entender(nos) mejor cómo interactuamos con la información”. Como prácticamente todo el trabajo que se ve en e-rgonomic tarde o temprano está relacionado con tecnologías, hay que entender que son artificiales y que por lo tanto su creación está sujeta a la voluntad e intención de su creador. Creo que para muchos inventos podemos lograr identificar lo mismo: para avanzar es necesario comprender de qué forma interactuamos con las cosas. En eso se basan muchas de las formas y funciones de los objetos tecnológicos. Podemos discutirlo cuando estés por Buenos Aires, me acabo de enterar que estarás por aquí. Saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: